La Soberbia / Orgullo

La principal característica que distingue al pecado capital de la soberbia está en el orgullo, el deseo de ser preferido por otros, basándose en la satisfacción de la propia vanidad, del yo o ego. La altanería es una actitud vanidosa que caracteriza a aquellas personas presumidas de si mismas. En sí se les define como la sobrevaloración de sí mismo con respecto a los otros, no para alcanzar sino para superponerse a una dificultad o realidad. También se puede puntualizar como la afirmación de que todo lo que se posee es superior, destacar ante todo lo que digan o hagan los demás. La Soberbia incita a la persona a valorarse demasiado, de forma que todo lo que se haga satisfaga de una forma ególatra creyéndose capaz de hacer cualquier cosa por encima de los demás e incluso superar todos los contratiempos que se presenten.

la soberbia orgullo pecado

Entre los ejemplos más resaltantes o indiscutible donde se manifiesta la soberbia tenemos: la Rebeldía ante la obediencia sea del hijo hacia el padre. Autoritarismo al mandar sea por una persona de alto rango a un seguidor y en los casos más obvios los que nunca tienen dignidad y mucho menos aceptan sus errores.

En el sentido religioso se refiere cuando crees que tú puedes hacerlo todo, y que no necesitas de Dios ni de los demás para lograr tus metas. La virtud que te ayuda a superar este pecado es el ser humilde, el pensar que Dios te creo y que no eres nada sin él.
Pensar que lo bueno que tienes, no lo has logrado tú sino que Dios dio gratis y que también tienes mucho malo por corregir.

En el aspecto psicológico suele ser origen de muchos males de la ya que nos encontramos con la prepotencia, la presunción, resultando chocante y de mal gusto.

Añadir comentario