La Gula

El consumir alimentos o nutrirse no es ninguna falta, pero pasa a ser el pecado de la gula cuando llega a niveles de la glotonería, o consumo excesivo de alimentos y bebidas. Debemos señalar que en el pasado cualquier forma de exceso podía caer bajo la definición de pecado. Característico del consumo excesivo de manera irracional o innecesaria, también incluye ciertas signos de comportamiento destructivo. De esta manera que el abuso de substancias, es decir que las borracheras también están incluidas en los ejemplos de gula. Este pecado capital da origen a muchos otros vicios, ya que el intelecto se encuentra nublado por excesiva comida o bebida, pierde el control de sí mismo y pierde el control de nuestras acciones.

la gula pecado

Desde un punto de vista religioso en lo cristiano, no es bien visto ningún tipo de exceso, y menos este el cual representa uno de los pecados capitales. Inclusive tenemos que Sto. Tomás se refiere a La Gula como el exceso del comer fuera del tiempo apropiado y sin necesidad; consumiendo con demasiada avidez; buscando comida fina; preparando alimentos de excesiva exquisitez; comiendo una cantidad descomunal.

Psicológicamente tenemos que es uno de los mecanismos de defensa que tenemos ante las contrariedades que se presentan y “denota unos niveles de ansiedad disparados”. Comer de forma compulsiva puede traer alivio inmediato, pero pasa factura en el cuerpo y la mente. Del mismo modo buda que no era vegetariano señalo “respeto al vegetariano, pero critico al carnívoro que lo hace por gula”. Para vencer este terrible mal se encuentra la templanza, que es aquella virtud o cualidad humana que induce a usar o hacer las cosas con moderación.

Entre frases inspiradas por este pecado tenemos la del escritor nacido en España Lupercio Leonardo de Argensola ¿Hay más miserable cautiverio que sujetarse un hombre a la vil panza, y dejar que la gula tenga imperio? El escritor francés Francois Rabelais señala que las Comidas largas crean vidas cortas”.

Publicado por el .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *